La Salud en Cuba

Monday, November 27, 2006

Cinco garantías en un pinchazo

Desde los brazos de mamá Gabriela, el niño Michael Suárez tira pataditas al viento. Sus dos meses de nacido apenas caben en el pañal que ella, puntillosa, procura mantener derecho.
Cuánto bienestar delatan esa piel rosada y ese rostro saludable! Por un instante aparece una jeringuilla y se escucha un gemido. ¡Ya! El infante es uno de los mil 500 tuneritos que reciben por estos días la vacuna intramuscular pentavalente. En lo sucesivo, y una vez concluido el ciclo del esquema de inmunización, estará protegido contra cinco peligrosas enfermedades.
-Llegué al punto de vacunación temprano –dice la joven madre-. ¡Y muy feliz! Imagínese, además de saber que mi niño no correrá riesgos en el futuro, no es lo mismo que reciba varios pinchazos a que reciba uno solo, como ocurre ahora con la pentavalente. Eso le da mucha tranquilidad a la familia. Y es una prueba de cuánto se preocupa nuestro país por los problemas de sus chiquitines.
En nuestro pais funcionan para estos menesteres numerosos puntos de vacunación. Un personal altamente capacitado –médicos y enfermeras- vela hasta el detalle el cumplimiento cabal y estricto de esta humanitaria tarea, que ha convertido a Cuba en una referencia mundial, reconocida por diversas organizaciones internacionales especializadas. Aquí, sencillamente, nada es más importante que un niño.
-Fui uno de los primeros en traer a la niña a vacunarse – asegura William Santana, un joven ingeniero que carga amorosamente a su pequeña de cuatro meses de nacida-. Esto es algo extraordinario. En el mundo de hoy no es común que sean los gobiernos quienes se preocupen por la salud de sus ciudadanos. Aquí eso es tan cotidiano como ver salir el Sol por la mañana. Oiga, ¡ni viviendo la edad de Matusalén se le agradecería lo suficiente al Estado por todo esto!
Cuba es el único país del planeta que inmuniza gratuitamente a toda su población infantil contra 13 enfermedades diferentes. Aquí están eliminados males tales como la poliomielitis, la difteria, el tétanos neonatal, la meningitis tuberculosa, el paludismo autóctono y la rabia humana. Desde 1989 se erradicaron las complicaciones graves del síndrome de la rubéola congénita, la meningoencefalitis posparotiditis y se han reducido notablemente los casos de meningitis meningocóccica grupo B.
-La vacuna pentavalente es un producto netamente cubano–. Es fruto del talento de especialistas de diversas áreas. Con su aplicación, nuestros niños tienen cinco garantías en un pinchazo.
¿Qué es la vacuna pentavalente?
Es una vacuna que además de incluir los componentes contenidos en la vacuna triple tradicional que son Difteria, tosferina y tétanos se agregan a otros dos componentes que son Haemophilus influenza tipo b y Virus de la Hepatitis B.
La vacuna pentavalente incluye además de la vacuna contra la Difteria, tosferina y tétanos un cuarto componente contra la bacteria denominada Haemophilus influenza tipo b y un quinto componente contra el virus de la hepatitis B. Acción misma que permite ampliar la cobertura de 3 a 5 enfermedades con una sola inyección.

1 Comments:

Post a Comment

<< Home